martes, 3 de noviembre de 2009

La gran oportunidad


Estoy totalmente convencido de que no peco de sabihondo ni de ingenuo si me atrevo a afirmar que lo más doloroso y lastimoso para el aficionado madridista en este último lustro, por encima de ordinarios equipos y efímeros y mediocres resultados, de penosos e indignos dirigentes y sus calumnias e injurias correspondientes, ha sido sin duda la pérdida de prestigio en Europa. Dicho también de otro modo: la sangrante mancillación del vetusto y legendario orgullo madridista, forjado en gloriosas hazañas por el viejo continente a lo largo de su historia. Así pues, hoy, martes 3 de noviembre, se le presenta una oportunidad única, irrechazable, tanto que sería imperdonable dejarla escapar.

Probablemente, a efectos prácticos y razonables, el resultado del encuentro de hoy apenas conclusiones generales conllevará. El camino hacia la cima se presupone aún lejano y arduo. Pero no es menoscabo si manifiesto que en el envite de hoy traza otros caminos y sendas. Es un encuentro de sensaciones e impresiones, todo un partido descrito en clave emotiva. Es el momento de empezar a recuperar la gloria olvidada; el momento de resarcirse de dolorosas y humillantes derrotas pasadas. De verse reconocido en los jugadores, en los tipos de blanco; de recuperar ese viejo sentimiento ganador e imperial, que sólo un madridista siente. De sentir que el equipo que durante largo tiempo dominó con mano de hierro el fútbol europeo todavía sigue vivo y con plena intención de recuperar la hegemonía abandonada. De volver a causar en Europa esa sensación de temor y respeto en los rivales. De recuperar el orgullo madridista; tan intrínseco, tan único, tan diferente, tan nuestro. Es, en definitiva, la hora del Real Madrid.

Y qué mejor que ante el Milan, el auténtico y eterno rival blanco, otra leyenda, aún acomplejado por la alargada sombra del Real, y en inmejorable escenario, San Siro, otrora Giuseppe Meazza, para cerrar de un portazo una época tormentosa y drástica, dañada y herida en su honor por rotundos fracasos europeos con Liverpool, Juve, Roma, Bayern, Arsenal, así como otros equipos, mediocres y sin nombre, que tuvieron su momento de épica ante el Real. Nos ahora toca a nosotros. Tenemos la oportunidad de demostrar a los ojos del mundo que el Real ha vuelto.

Tal vez alguno de ustedes me diga que la oportunidad en verdad la tenemos todos los años, que éste es el cuento mil veces repetido, la misma cantinela de siempre, nada nuevo bajo el sol por tanto; cierto, no negaré la evidencia. Sin embargo, sí recuerdo que las últimas refrendas no se correspondían con la realidad del presente. Una ilusión creada por la sencilla y simple consecuencia de ser aficionado a este equipo y que indirectamente ocultaba la verdaderas posibilidades. Todo lo contrario ocurre hoy. Ahora sí existe una realidad imperante que respalde el sentimiento blanco, que dignifique con holgura el escudo y la camiseta: si se confirma la baja de Raúl, el once que jugará hoy ofrece verdaderas garantías. Sin Raúl y sin Guti, sin los dos grandes lastres del equipo, el Madrid jugará con once tipos de alto nivel, jóvenes y con mucha calidad, y con el hambre intacto. Y, sobre todo, con una delantera poseedora de una cualidad a destacar: rapidez; Benzemá e Higuaín son futbolistas muy veloces, que tal vez marquen la diferencia ante el lento Milan.

Es, por ahí, donde se encuentra otra gran oportunidad: sentenciar a Raúl. De este modo pues, una victoria rotunda significaría el comienzo del fin de Raúl y el raulismo. Cuestión que no es baladí. Además de renovar confianza y fe en el proyecto de Florentino Pérez y alejar el alarmismo y pesimismo instaurado en el madridismo, así como callar bocas y críticas maliciosas, procedentes en su mayoría de uno de los máximos oponentes del club, la hostil y ruin prensa deportiva. Como ven, es un ahora o nunca, vencer o morir. Hay mucho en juego. Nosotros, incondicionales seguidores, madridistas todos, apoyemos a muerte. Con la cabeza bien alta, el corazón blanco y la bufanda al cuello, animemos y aupemos al Madrid:
.
¡¡Hala Madrid!! ¡¡Siempre!!

7 comentarios:

factoría_senna dijo...

Por cierto, tengo el pálpito de que es el día de Benzemá.

Luisi dijo...

Tú lo has dicho. Si no juega Raúl es hora de demostrar que este Real Madrid es mejor que este AC Milan, y no es que si juega Raúl no se pueda ganar... pero habrá más posibilidades de ver a jugadores "rebotados" con su sola presencia, de que el ritmo del partido lo imponga él (como en la ida) o de que estorbe allá por donde vaya. Repito, hasta con él se puede ganar... pero será una victoria seguramente nada bella.

Y sin él por supuesto que también podemos perde. Lo dudo. Pero posible es, pues imposible no hay nada en el fútbol. Dios no quiera que perdamos sin él... o tendremos campaña para que juegue titular durante un mes seguido.

Anónimo dijo...

Buenas tardes,me ha gustado su pagina y estaria interesado en intercambiar enlaces en nuestros blogs.

http://anticulers.blogspot.com
Texto: Anticulé

http://fotosdechicasdeportistas.blogspot.com
Texto: Chicas deportistas

Si está interesado el dejo mi email para ponerse en contacto conmigo: elclubdelamitjanit@hotmail.com


saludos!

factoría_senna dijo...

Efectivamente, Luisi. Aun con Raúl, al Milan, y a la inmensa mayoría de los equipos, el Madrid puede ganarle.

Sin embargo, la diferencia entre un equipo con Raúl y otro sin él es abismal. Porque no se tratra de un futbolista corriente y normal, cuya presencia en el once apenas cambios provoca. Todo lo contrario, la presencia de este futbolista resta muchísimo a este equipo en todos los aspectos. Influye muchísimo. Y así se ha visto en estos últimos partidos sin él. El Madrid ahora es más ligero, más dinámico, más peligroso, más fuerte. Su fútbol, que requiere tiempo y trabajo, así como paciencia y cutela, mejora realmente a pasos más avanzados sin Raúl. Y sin Guti, dicho también sea al paso.

Florentino ha vuelto, entre otras cosas, para volver a situar al Madrid en su sitio, en el escalón más alto. El sino de su majestuoso proyecto es la más resplandeciente brillantez; borrar de un plumazo, de este modo, la medianía y mediocricidad imperante en los últimos años. Y esto pasa por un Real Madrid sin Raúl.

Por cierto, te he respondido a tu anterior comentario en mi blog, que no pude hacerlo en su debido momento por falta de tiempo.

Un saludo, Luisi.

A Anónimo: le he echado un ojo a sus blogs. Muy interesantes, sobre todo el segundo, je je.

Un saludo.

Antonio Jorba dijo...

Creo que despues de los resultados de los ultimos dias ya se ha acabado cualquier debate. Mi analisis es claro: el Madrid no tiene rumbo. Desastre deportivo continuo, perdida de prestigio, falta de democracia interna con un presidente que nadie ha votado y que se ha gastado 300 millones en jugadores (o casi...). La imagen es de un club anticuado y debil, lejos del futbol moderno y de la élite.

EL año pasado perdimos los 2 partidos contra la Juve, los dos partidos con el Liverpool, los dos partidos con el Barça, y este año ya hay derrotas con Sevilla, Milan y un empate. ¿Qué pasara cuando vayamos a Barcelona? Sera un chorreo. Dios nos coja confesados.

Madrid siempre,
Antonio

Enrique dijo...

Planteo un debate: ¿Qué carencias creeis que tiene la plantilla de nuestro Madrid en la actualidad? Yo creo que necesita jugadores de banda. Me explico. Me gusta Marcelo pero creo que, para jugar de lateral en el Madrid, puede haber opciones mejores. Es decir, cuando juega de extremo, me parece que lo hace bien y creo que necesitamos un buen lateral izquierdo que le apoye y sea un tapón para el extremo derecho rival. ¿Qué opinais? Me gustaría que el Madrid pudiera traerse a Silva, pero le quitaría el puesto a Marcelo porque, como ya he dicho no acabo de ver al brasileño de lateral. Por otro lado, ¿no pensáis que necesitamos un "9 puro"? Con Raúl ni cuento, Van Nistelrooy me ha gustado muchísimo pero creo que la edad y la inactividad le están jugando malas pasadas y pregunto: ¿pensais que Benzema o Higuaín pueden desempeñar ese papel (porque yo los veo como segundos punta, pero a lo mejor me equivoco)? ¿Cuál de los dos: Benzema o Higuaín creeis que desempeñaría mejor ese papel si contara con los suficientes minutos, la confianza del club y el apoyo del público?

Por cierto, por aportar otro punto de vista, le hice antesdeayer al redactor jefe de deportes de un periódico nacional esta pregunta: "¿Cuál cree usted que es la mayor carencia en la plantilla del Real Madrid? Gracias."
Y su respuesta fue:
"El centro del campo, donde faltan arquitectos que hilvanen a defensas y delanteros. El equipo necesita, casi más que nunca, la mejor versión de Guti y que Granero se defina. Por ahora, sólo Alonso y Lass no admiten reproches. Poca cosa para una línea tan sensible."

Yo me refería a posibles fichajes, pero él entendió la pregunta desde el punto de vista de la plantilla actual. Aporto esta opinión como otro punto de vista, aunque yo no la comparto. Sí me gustaría que pudiéramos opinar sin insultar. Muchas gracias.

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/


***PIENSATELO ANTES DE HACER NEGOCIOS CON ESTE LUGAR!!

Y GET EDUCATED ON THE MOLOCH AXIS DEMONIACS:

http://www.infowars.com/

http://www.hotfrog.com.mx/Companies/www-expoautos-com-mx

Gracias