lunes, 30 de marzo de 2009

Aún hay esperanza

Es un día feliz para los madridistas de bien. Por fin vemos la luz al final del oscuro túnel. Se ratificó a Boluda y se solucionó el viejo problema del voto por correo en una modélica y ejemplar asamblea. No es osadía si afirmo que creo que volveremos a tener unas elecciones limpias. Que ya era hora. El próximo mandatario blanco será más legítimo que nunca. Y con ello, vuelvo a tener ilusión. Vuelvo a tener fe en esa mágica fábrica de sueños que es Real Madrid y que penosos dirigentes, y malos madridistas, nos han intentado robar en los últimos años. Vuelvo a creer en el Real Madrid como una institución de relevancia mundial. Definitivamente, he superado mi particular crisis de madridismo.

Boluda se ha ganado mi beneficio de la duda que le negué cuando obtuvo el sillón presidencial por haber sido miembro de la directiva del infame Calderón. Presuntamente era conocedor y partícipe de las fechorías y trapicherías de Calderón y sus colegas. Pero ya no me importa. Ayer se mereció el sueldo y mi respeto: aguantó como un jabato la moratiniana jornada, habló y dejó hablar, fue sincero y no se fue por las ramas; mantuvo una postura señorial y respetuosa al socio que hacía años que yo no la veía. Además, escuchó a la plebe y accedió a adelantar el día de las elecciones que, aun siendo tardías, se celebrarán en una fecha más razonable. Sí, señor Buluda, tiene usted razón: hemos salido todos ganadores.

Por poner un pero que, haberlos, haylos siempre, lamento la ausencia de un alto número de socios compromisarios que no les dio la gana de asistir a la probablemente asamblea más importante de los últimos años. Y comentar también lo cutres y demagogos que fueron algunos compromisarios que pidieron el turno de palabra, los cuales no hacen más que justificar mi desencanto con la afición madridista. Patético Toñín el Torero; antónimo perfecto de elegancia y clase. Pero en fin, pedir eso sería el colmen de la felicidad. Es el peaje de la democracia. Respeto para todos; libertad de expresión sin distinción alguna. Una profesora de Historia me lo explicó magníficamente en su día: la democracia de perfecta no tiene nada, sino que es el mejor sistema inventado hasta ahora.




Como parece ser que Fernando Alonso no gana, hay gente que todavía no se ha enterado de que ha vuelto la fórmula uno. Sí, ha regresado; y se presenta, sinceramente, más abierta y apasionante que nunca. Gran fin de semana éste, en Australia. Para resumir, me quedo con tres nombres propios. El primero es alemán y se llama Sebastian Vettel. En mi opinión, es el piloto con más talento y potencial de toda la parrilla. Es muy bueno y además, los tiene bien puestos. Pudo ser ayer listo y conservador, pudo dejar pasar al veloz Kubica y asegurar el podio. Pero no. Eso no le pone a Vettel. No es lo suyo. Defendió con uñas y dientes su segunda plaza. Es talento puro. Recuerden: él no corrió con el difusor ni con el KERN, él iba con su estrenado Red Bull de motor Renaulf, sus manos y un par de huevos. Ya lo comprobarán ustedes: denle un coche bueno, y verán, verán...

Los otros dos son ingleses, para disgusto de muchos. Uno es negro, el odiado y denostado Lewis Hamilton. Su Mercedes ha sido el más perjudicado de los nuevos cambios. Es el que peor situación está respecto de los que se han beneficiado del difusor. Y ahí lo tienen al negro. Carrerón, espectacular remontada, demostrando por qué desde niño se la ha llamado a hacer grandes cosas. Que tomen nota los quejicas de turno. Y el otro, el blanco, es Jenson Button. Con todo merecimiento ganó el gran premio de Melbourne. Me alegró muchísimo de su victoria. Pasó de ser la esperanza inglesa a la oscuridad y el anonimato en menos que canta un gallo.

En fin, qué bonito deporte éste, el de la fórmula uno.

7 comentarios:

Luisi dijo...

Un día feliz para el madridismo, tú lo has dicho.

No cabe ninguna duda de que el próximo presidente, sea el que sea y nos guste más o menos, será TOTALMENTE LEGÍTIMO.

No como Ramón Calderón, que desde el primer día y hasta el último fue ilegítimo por no poder contabilizarse los votos.

Ahora sólo espero que no salgan muchos candidatos. Juan Villalonga (supuestamente), Florentino Perez (supuestamente), Eugenio Martínez y Eduardo García ya me parecen DEMASIADOS.

Y yo también me uno a las alabanzas de Boluda. Al final ha cumplido. Se le recordará como "aquél que dijo lo del chorreo", como "el que trajo a Faubert"... pero yo, además, le recordaré como "El Presidente que arregló el voto por correo".

Luisi dijo...

Por cierto, es una vergüenza que ese personajillo llamado "Toñín el Torero" sea socio compromisario... y pueda votar las decisiones del club.

En fin...

factoría_senna dijo...

Boluda nunca ha sido santo de mi devoción.

Fue miembro de la junta de Calderón y, por tanto, conocedor de las infames asuntos que se traía entre manos el amigo Calderón. Algo tenía que saber. De inocente, nada.

Además, tampoco ha ayudado sus declaraciones en los medios, diciendo tonterías que jamás un mandatario blanco puede decir.

Me parecía un impresentable.

Pero Boluda tenía un asunto que cumplir: borrar de un plumazo la última asamblea, tranquilizar los humos y -lo más importante- allanar el terreno a los candidatos a las elecciones.

Lo ha conseguido, Boluda. Y con éxito. Es de recibo reconcérselo.

Fíjese: iba a comentar las cosas que no me gustaban de Boluda en mi entrada. Pero, como reconocimiento desde mi humilde morada, no lo he hecho.

A mí me da igual los que se presenten. Deduzco que si presenta Florentino, pocos se atreverán. De momento sólo hay uno.

Y en cuanto a Tóñín el Torero.. qué decir. Me da vergüenza ese hombre. Más que nada porque es madridista, como yo, y eso me implica. Como roncero, a mí no me representa.

Eso no quita que sea socio y tenga todo el derecho del mundo a votar, hablar y expresarse.

Que cada cual eliga su camino.

Un saludo, y gracias por pasarte.

Chechu dijo...

YA ves, fue vergonzosa su actuación. Me refiero a Toñín. Qué espectáculo tan bochornoso dio. En cuanto al voto por correo, ¿cómo ha quedado la cosa? No me enteré muy bien de este aspecto, no aguantaba más la Asamblea y me pasé a ver Uruguay-Paraguay en diferido xd

Saludos

DRJ dijo...

Creo que Boluda no se merece alabanza alguna por lo que se ha hecho en esta asamblea, más que nada porque ha hecho lo que había que hacer, lo que era exigible hacer. No merece alabanza, primero porque llegó chantajeando al personal("si no me ratifican, me levanto y me voy; y se suspende la asamblea") y segundo, porque ha hecho ni más ni menos que lo más conveniente para él en estos momentos. Ahora el río está bajando muy revuelto y Boluda, que siempre ha querido ser presidente, lleva intentando lavar su imagen desde que cogió el timón allá por enero. Está intentando desmarcarse lo más posible del calderonato, intuyo que porque quiere postularse a las elecciones, no como candidato porque sabe que no ganaría, pero si como subalterno de otro candidato.

Lo más conveniente ahora era aprobar las cosas tal y como se han aprobado. Imaginate que no se llega a hacer, buff, ahora mismo estaría ardiendo Troya.

Por cierto, te he contestado a lo del baloncesto en mi blog.

Un saludo!

factoría_senna dijo...

A Chechu:

Qué grima me produce ese tío. Repito lo de antes: vergüenza ajena me da, porque este señor, para muchísima gente, representa al madridismo.

Y un huevo de pato. Una mierda representa él.

Te resumo brevemente el asunto del voto, si te parece. El voto notarial ya es historia. Se acabaron las manipulaciones y pucherazos en las elecciones. Ahora el voto será como en las elecciones generales. O sea, a través de Correos.

Si quisieran manipular, tendrían que ser tipos terrriblemente listos.

Dicho de otro modo, que ahora duermo seguro. Sé que el nuevo mandatario blanco será íntegramente legítimo.

A DRJ:

Pues discrepamos, amigo. Yo sí que lo veo motivo de alabanza.

Al César lo que es del César. Y Boluda tiene el glorioso honor de recuperar la limpieza electoral que perdimos hace décadas.

Es un meritazo que no conseguió Mendoza, Sanz ni Florentino.

Calderón fue el único que lo intentó. Pero el muy memo lo metió todo en un paquete que, haciendo una vista global, no se podía aprobar. Esto es, sí al voto por correo limpio, pero no a costa de unos estatutos inaceptables. Hablo de la Asamblea de mayo.

Pero sigo. Que me desvío. Que me levanto y me marcho no me pareció un un chantaje en toda regla. Él simplemente fue coherente a sus ideas. Utilizó palabras inadecuadas, pero no estaba extento de razón. Él quiere, como todo el mundo, proteger lo suyo. Ser presidente del Madrid mola que no veas -nótese el sarcasmo-.

Lo que me ha tocado las narices de Boluda ha sido sus declaraciones. Su verbo soez y rancio, su mensaje simplón y rancio. El chorreo y tal no me ha gustado.

Eso no quita que cuando haga las cosas bien yo se las reconozca. Traer tranquilidad institucional y solucionar el vetusto problema del voto por correro tarea sencilla no es.

Y lo mismo ocurrirá cuando la cague. No se me caerán los anillos por criticarle.

Un saludo a los dos!

DRJ dijo...

No si lo del voto por correo está bien hecho, que se le puede apuntar como mérito a Boluda, no digo que no. Pero es que si eso no se cambia ahora, con lo que ha pasado esta temporada, hubiera sido muy gordo. Se ha cambiado porque ya no quedaba más remedio, porque está claro que más de uno de los que está en el ajo no quería cambiar el sistema para seguir jugando con las cartas marcadas y ha tenido que tragar con el cambio. No sé si Boluda era de los que le gusta jugar haciendo trampas, intuyo que si, pero como no lo sé, acepto que se le apunte el cambio como mérito. Ahora que tampoco me gustaría que se le ensalzara como está haciendo algún medio y ponerle como adalid de la limpieza porque él ha estado implicado, como vicepresidente que era, en muchos escandalos de la actual junta. Ha hecho lo que tocaba hacer, lo que no quedaba más narices que hacer, y está bien hecho si, pero no lo veo como algo que le convierta en heroe de la patria blanca. Este cambio es algo que si otros no hiceron antes fue porque no quisieron o porque no les interesó.

A mi tampoco me ha gustado mucho de lo dicho por Boluda en estos meses, en la forma del discurso sigue una línea cercana a la del Pinocho, unos discursos más propios de Toñín el torero que del presidente del Madrid.

Un saludo!