lunes, 23 de marzo de 2009

Recta final

Ya sólo quedan diez jornadas para conocer el flamante campeón de Liga. Llega el momento de la verdad. Y se presenta, sinceramente, apasionante. Aunque tengo mis propias sospechas, no sé -ni yo ni nadie- el final de esta película. Todo puede ocurrir. Por poner ejemplos dispares, desde que el Madrid gane esta liga hasta que el Athletic baje a Segunda. Nada, o casi, importa lo hecho durante los últimos meses. Sólo vale ya lo que hagas en estas jornadas. El pasado poco tiene que ver; es el duro presente quien marcará y condicionará el porvenir de los veinte clubes españoles. Ya lo dijo hace un tiempo Luis Aragonés: "Poco importa lo que haga antes, lo que vale de verdad son las diez últimas jornadas".

El Barça es el que mejor tiene que interpretar la sentencia de Aragonés. Muchos dicen que este equipo quedará para el recuerdo. Déjenme que les diga que estoy en desacuerdo total. Si este equipo sólo gana la Copa del Rey no lo recordará ni su padre. Todo culé sabe de sobra que los títulos es lo único importante. Todo se reduce a eso. Como también es igual de cierto que ningún culé lo reconocerá: de perder esta Liga mentará la excusa de su brillantísimo y excelentísimo juego y a la potra del rival. Pero en el fondo, en su soledad, estarán jodidos. Así que, considerando que la Copa de Europa la tienen difícil y la Copa del Rey no cuenta, por el bien de los culés, mas le vale que no tiren esta Liga.

Por otro lado, está el Real Madrid, vivo y coleando, para inri de otros. A diferencia del Barça, no hizo nada en verano. Se han hecho las cosas rematadamente mal. Tiene menos mimbres que el Barça, menos argumentos que ofrecer. De hecho, en comparación, no tiene casi nada. La rutina de este curso ha estado marcado por los escándalos y los despropósitos. Ha superado la dimisión de un presidente, ha salvado la destitución de su entrenador y se ha rehecho de una plaga de lesiones; ahí lo tienen, a seis puntos del Barça. Es el Real Madrid, amigo. La competividad de este equipo está fuera de dudas. Muchísimo mérito tiene que la liga aún no esté acabada. Y de elogio será, se pongan como se pongan algunos, si consiguen esta Liga.

Sin embargo, para mí la temporada ha sido un fracaso absoluto. Está en su obligación pelear por este título, pero no compensará nada. De ganar, que no haya dudas: lo celebraré; me voy a reír de lo lindo este estío y a alguno que yo me sé le voy a hacer un merecido corte de mangas. Pero, en frío, reflexionando, cigarro en mano y en este blog, seguiré maldiciendo las penurias de este Madrid que me toca vivir.

4 comentarios:

DRJ dijo...

La temporada es un fiasco se mire como se mire. Empezó mal y terminará igual se gane o no la liga.

Ahora bien, que uno de los peores Madrid que se recuerdan este a 6 puntos de uno de los mejores Barcelona que se recuerdan creo que retrata bastante bien a cada equipo. Los segundones serán segundones toda la vida y los buenos de verdad, como el Madrid, estarán ahí aunque jueguen con 11 paralíticos.

Espero y deseo que el Barcelona no gane nada, ni siquiera la Copa del Rey, donde espero que los del Athletic se dejen el alma como no se la han dejado antes en un campo de fútbol. Si "el mejor Barcelona de todos los tiempos", el equipo que "no hace fútbol sino arte" se va esta temporada en blanco el batacazo promete ser de dimensiones bíblicas. Cuanto más grande es el ego, más duro es el varapalo.

Un saludo!

Luisi dijo...

Yo creo que teniendo en cuenta todos los condicionantes negativos que hemos tenido que padecer durante los últimos meses esta Liga sabe a mucho.

En mayo de 2008 goleábamos al Barça 4-1 y en el horizonte veíamos (o creíamos en) un Madrid que al siguiente año no tendría rival en Liga porque el Barça tenía que regenerarse y un Madrid que necesitaba muy poca calidad para dar mucho por Europa.

Pero repito, las cosas cambiaron mucho.
- El crack no vino... y nuestro mejor jugador (aún para mucho un bicicletero) se nos fue.
- Se nos lesionaron de golpe 3 hombres importantes, Ruud, Diarrá (el más importante de los tres, aún para muchos pero que Gago!), y un campeón de Europa como Rubén de la Red.
- La regenración del Barça, tasada de antemano en dos años, se quedó en dos meses.
- Y luego todo lo que hemos tenido que vivir, mejor dicho sufrir, insitucionalmente hablando.

Visto todo esto, si además tenemos en cuenta que estamos ante un Barça de auténtico record (50 puntos en la 1ª vuelta y veremos cuantos goles a favor), la Liga a mi se sabe a mucho. En condiciones normales sabría a poco (como la del año pasado), pero con estas condiciones sabe a mucho.

Insisto, yo, la conclusión que sacaría sería:

¿Qué demonios tiene que hacer el Barça para que un Madrid que parece un club pequeño en todos sus sentidos (deportivo incluido) no le arrebate una Liga y le deje con las miel en los labios?

El Barça podría empezarse a ir llamando "El nuevo Pupas".

Un abrazo!

factoría_senna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
factoría_senna dijo...

A DRJ:

Veo que le tienes poca simpatía al Barça, jeje.

Y particularmente no les hago ni caso. Pero claro, es tanto el follón que dan, que nos tengo más remedio.

Estoy contigo. La reflexión final es ésa: que la temporada ha sido un fiasco, como tú bien dices.

Eso no quita que nos llevemos un alegría al cuerpo. Que los culés, los que tanto nos quieren, se han reído bastante de nosotros. ¿Qué coño se han creído?

Lo dicho en la entrada: como ganemos... le voy a hacer un cortes de mangas bien merecido a más de uno jeje.

¡Un saludo!

A Luisi:

Hombre, claro. Con todo lo que hemos padecido este año, la Liga, si la ganamos, sabrá a mucho. Qué digo mucho, a muchísimo.

Ha sido mucha mierda la verdad. Hay muchos paralelismos con el año de Capello, que también las pasamos canutas.

Claro está que la diferencia es que por entonces el Barça no era el mismo de ahora. Ni era mejor que éste, ni hacían las portadas de este año.

Pues sí, si no nos ganan este año... será para hartarse a reir. Y ellos, para el psicólogo.

¡Un abrazo!

Muchas gracias a los dos por pasaros.