miércoles, 17 de junio de 2009

Los Ángeles Lakers son campeones de la NBA


Al final no pude resistirme: como en todos los partidos de la serie, había programado el vídeo y ajustado el Digital la noche anterior. Lo dejé todo preparado para verlo al día siguiente, más cómodo y relajado, sin sufrir mi singular jat lag. Pero esta vez era diferente. No era un partido más. Esa noche podía pasar algo grande, y no se trataba precisamente de tener una cita con Mónica Bellucci. Durante media hora intenté dormir, pero por mi cabeza rondaban inconscientemente pensamientos sobre una pelota naranja y unos tipos vestidos de púrpura y oro. No aguanté mucho en la cama. Me levanté, cogí el paquete de tabaco y, con mucho cuidado de no hacer ruido por el pasillo, acudí al salón. Estaba decidido a  a disfrutar de un partidazo: en directo, a altas horas de la madrugada y con el volumen de la tele muy bajo -si no le doy al mute es por Daimiel-. Como mandan los cánones del buen aficionado del baloncesto del otro lado del Atlántico.

Y efectivamente, pasó algo grande. Los Lakers lograron el ansiado anillo de campeón de la Nacional Basketball Association, la NBA para los colegas. No dejaron espacio para la sorpresa y lo consiguieron en la primera oportunidad. Fue un momento de alegría y grata felicidad para un loco amante del baloncesto como es un servidor. El último anillo databa de tiempos muy pretéritos; mucho ha cambiado desde la temporada 01/2002. Por entonces, la estrella indiscutible y absoluto dominador de la Liga era un tal Shaquille O'neal y su escudero un jovencito y arrogante Kobe Bryant; asimismo, el mismo servidor era un mocoso en plena adolescencia que miraba y disfrutaba atónito de un deporte que le enamoró desde el primer día. Mucho ha llovido desde entonces. Aquel majestuoso equipo se fue a pique. Se tuvo que realizar una larga reconstrucción que culminó el pasado domingo con la consecución del décimo quinto anillo de la franquicia. La tónica de preguntas sobre este equipo cambia radicalmente: ¿Serán capaces de realizar una dinastía? ¿Superarán a su viejo rival, los Celtics de Boston, en cuanto a títulos se refiere? De momento, vuelven a ponerse a tan sólo dos entorchados.


Kobe Bryant se llevó un merecidísimo MVP. Aun con los avisos cada vez más amenazadores y permanentes de Lebron James, Bryant aún es el mejor jugador de baloncesto del mundo. Jugador indefendible en el uno contra uno, es sin lugar a dudas el mejor anotador que ha salido desde Jordan y que ha concluido y con éxito la última fase del baloncestista profesional: aquella que determina la diferencia entre una estrella del momento y un grande de la historia, una leyenda. A lo largo de su periplo como jugador franquicia tras la marcha de O'neal, Kobe ha ido evolucionando y mejorando hasta convertirse en lo que es hoy: el mejor baloncestista en todos los aspectos. Ya no sólo anota, asiste con asiduidad, entiende mejor el juego, y es mejor defensor de lo que ya era. Un jugador, desde el punto de vista individual, completo, total. 

Además, Bryant ya no es simplemente el mejor jugador de su equipo, sino su líder, al que todos siguen; su jefe que no duda en gritar y exigir a sus compañeros en la cancha, y a los que protege en público; su alma máter, cuyas ansias de triunfo contagian al equipo. Es el hombre que los guía hacia la gloria. Es decir, hablamos de un Kobe que nada tiene que ver con el de 2004. El progreso de estos cinco años ha sido espectacular. Definitivamente, Kobe Bryant ha alcanzado la madurez como deportista. La misma, por otra parte, que no han logrado otras superestrellas de la liga, como Allen Iverson, Vince Carter o T-Mac y que, por tanto, le sitúa en un escalón muy por encima.

¿El verdadero heredero de Jordan? Es debatible. Pero sí es el jugador que más se le parece.
.

Es un orgullo que en los Lakers, la franquicia más famosa del mundo del baloncesto, juegue también un español: nuestro Pau Gasol. Un español que no está de complemento, sino que su presencia se requiere fundamental en estos Lakers campeones. No se concibe este anillo sin el catalán en el equipo. La balanza entre el juego interior y exterior se equilibró y se compensó con la llegada de Gasol al equipo angelino que recibieron calidad y talento, altura e intimidación; o sea, incorporaron a un jugador de renombre en la pintura. Pocos jugadores actuales tienen los movimientos y recursos que posee Gasol. Eso se llevaron los Lakers, porque poseer un hombre interior del calibre de Gasol es importantísimo en este deporte. Todos los grandes equipos de la NBA, a excepción de los Bulls de MJ, han tenido un pívot o jugador interior referente. Con un cualquiera en la pintura no se gana en el baloncesto. Un repaso histórico de los últimos campeones así lo certifica: los Celtics de Garnett, los Spurs de Duncan, los Lakers y los Heats de Shaq, los Rockets de Olajuwon. ¿Sigo? Consecuentemente, para la historia quedará como el anilo de los Lakers de Bryant... y de Gasol, of course.

¿Dejará la prensa estadounidense de llamar blando a Gasol? ¿Se desterrará el término Gasoft? Pues sí. Pero déjenme explicarles que toda esta polémica la veo desde otro punto de vista al que lo ve la entendida prensa española. No comparto las opiniones generalizadas al respecto durante estos últimos años. Para mí hay una doble visión del asunto.

En primer lugar, yo parto del punto de que sí, Gasol es un jugador blando. Se trata de un baloncestista que centra todas su grandes virtudes en sus capacidades ofensivas y cuyas aptitudes defensivas se resumen en un físico intimidatorio: su defensa, por regularidad, es aceptable, cumple el mínimo. No se trata de un excelente defensor por constancia y trabajo. Gasol no hace 82 partidos brillantes en defensa. Sin embargo, por fundamentos -la gran baza del basket europeo- es capaz de realizar buenas defensas en encuentros concretos: rinde, y a un alto nivel, en determinados partidos. Exactamente como ha hecho en esta final, en la que se ha bregado con Howard como nadie hasta ahora había hecho. Por regularidad, Gasol no alcanza el sobresaliente en la faceta defensiva, ni siquiera aspira al notable. Por la sencilla y llana razón que de ser así estaríamos hablando de un jugador completísimo, sin apenas un defecto; sería el Lebron James de la pintura. Un extraterrestre, una máquina en el sentido estricto de la palabra. Y Gasol es bueno, muy bueno diría yo, el mejor de la historia de España. Pero no se trata del mejor de la historia de la NBA, ni siquiera de los 50 mejores. Eso son palabras mayores. Una cosa no quita la otra.

Y en segundo lugar, la campaña de descrédito de las facultades defensivas de Pau responde a la mentalidad de los norteamericanos. La sociedad estadounidense es profundamente competitiva. Se alza y se dignifica a los ganadores; los perdedores no tienen cabida. Todo lo contrario que en Europa, donde los subcampeones y hasta los terceros puestos son más conocidos incluso que los campeones. En Estados Unidos no ocurre así: la diferencia entre el ganador y el perdedor es brutal, siderialmente abismal. O eres una leyenda o eres un perfecto mierdecilla. Es otra forma de ver el deporte, otra manera de valorar la vida. Una célebre frase de Ayrton Senna lo podría resumir perfectamente: "El segundo es el primero de los perdedores". Por ello, aquellos que buscan la gloria, la victoria definitiva, deben fraguarse en un camino de espinas, difícil y complejo. Se señalan defectos, se buscan miserias, se infravaloran, se reniega de su supuesta fama. Por eso apodaron a un jugador con muy buena pinta pero que no había logrado nada como Gasoft, a ver qué se ha creído el hispano éste. Pero no se trata de ensañamiento particular ni discriminación hacia Gasol, ni de xenofobia, ni demás tonterías que nos ha querido vender la prensa española. Lo que ha sufrido Gasol, lo han aguantado todos. Bryant, Garnett, O'neal, Drexler, Jordan, y lo harán, si no lo están haciendo ya, con Lebron y Howard. Todos han pasado por ahí. Ésa es la explicación. Los americanos no regalan nada, les gusta que el éxito se consiga a base de esfuerzo y superación, sea quien sea. Y cuanto más le cueste, más le adoran. Por eso les pone tan cachondos Michael Jordan, ejemplo único de superación y evolución hasta la perfección.

Por consiguiente, todo aquel que logra la cima recibe un respeto absoluto, un prestigio y una consideración claramente distinguida, que le diferencia de cualquier otro mortal. La vida de Gasol cambia considerablemente con la conquista de este anillo. A partir de ahora, no se nombra a un buen tipo, a una estrellita, sino a un campeón, a un crack con mayúsculas. El trato a Gasol por parte de los norteamericanos ha cambiado. No habrán reproches que valgan cuando se cite su nombre. Ya lo comprobarán ustedes.

El anillo lo cambia todo. Si ya lo dicen ellos mismos, the ring is the thing.

13 comentarios:

DRJ dijo...

Yo el baloncesto no lo sigo prácticamente nada, la NBA menos todavía. Fíjate si la seguiré poco que yo me planté en los tiempos de los Chicago Bulls con Jordan y Pippen. Que por cierto, me fastidia que haya bajado tanto este equipo en los últimos años.

Ya te he contestado en mi blog a tu comentario.

Un saludo!

Jordi Alvarez dijo...

Creo que seria interesante destacar el titulo de liga de balones del Futbol Club Barcelona. Es increible la fuerza de este club, con secciones profesionales ganadoras. En futbol hay un triplete y en baloncesto hay un campeonato de liga y han llegado a la Final Four de la Euroliga.

Todo esto me hace pensar en la decadencia social y deportiva del Madrid. Pienso en un presidente encausado por la justicia, en Mijatovic, Schuster, Guti, en los chorreos de Boluda, los directivos engominados amantes del lechazo en el Asador Donostiarra... y lo peor es Florentino, proclamado emperador blanco sin tener ni que pasar por unas elección... bueno, finalizo por que el listado podria acabar por abrumar por su extensión.

Un saludo y gracias por tu blog.
Jordi Alvarez

DRJ dijo...

@Jordi

El Madrid tiene un problema social profundisimo, eso es evidente. Lo triste es un problema que no tiene solución porque no puedes cambiar la mente de las personas. La única solución es que el club se convierta en SAD cosa que de momento no hará.

Eso sí, el Barcelona no se libra, porque yo recuerdo que el verano pasado a Laporta lo querían crucificar con moción de censura incluída y ahora parece que caga rosas.

Jackeline dijo...

Hola
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackiesj0801@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie

factoría_senna dijo...

A DRJ:

jaja

Cuando empecé a seguir el baloncesto, también tuve la misma sensación que tú con los Bulls. A mi siempre me ha gustado que los grandes equipos históricos estén arriba siempre.

Pero resulta que la historia de los Chicago Bulls se resume única y exclusivamente a la época de Michael Jordan. Poco más hay, salvo algún que otro jugador interesante.

Las temporadas siguientes de la retirada del mejor jugador de baloncesto de la historia fueron pésimas y ridículas. A los dirigentes de la franquicia les dio por desmantelar de arriba a abajo el equipo, desde jugadores claves como Pippen o Rodman al técnico artífice de los 6 anillos de la franquicia, el actual entrenador de los Lakers, Phil Jackson.

Es decir, que de la noche a la mañana, del final de una temporada al comienzo de otra, pasaron de ser los reyes absolutos y dominadores de la NBA a uno de los peores equipos, colistas de la NBA.
Tardaron más de un lustro en levantar cabeza. Ahora no les va mal, consiguieron entrar en estos play offs.

Pero este tipo de cosas sólo pasan en la NBA. Es otro mundo, otro sistema de competición. Es inimaginable que ocurra en España. Es impensable que, por ejemplo - y me viene muy al pelo- que el Barça del triplete pase al año que viene a pelear por puestos del descenso.

¡Un saludo!

factoría_senna dijo...

A Jordi Álvarez:

Pues no pensaba dedicar ninguna entrada a la ACB. Ni aunque hubiese ganado el Madrid.

Aparte de que no tengo tiempo, no considero conveniente destacar la ACB. Estoy muy cabreado con el campeonato casero. No obstante, si lo prefiere, le digo aquí, en este comentario, mi opinión al respecto.

He seguido los play offs de la ACB. No como me gustaría, pero he estado al tanto. Vi gran parte del partido final. O intenté verlo. Porque fue de traca que pusieran la lotería en mitad del partido. Ni una final respetan. Pero, bueno, ya me he acostumbrado al lamentable trato que da TVE a la ACB. Eso, fíjese, sí que sería un buen tema para una entrada en mi blog.

Fue un justo campeón el Barça, ganó con indiscutible merecimiento al Tau. Jugó mejor, supo jugarle al TAU. Sin discusión presenta su victoria.

Un Tau, por otra parte, que llegó mermado físicamente a la final. No fue el TAU que hemos visto durante toda la temporada. El TAU de la liga, me atrevo a decir, hubiera ganado la ACB sin despeinarse.

Y no es mi intención restar méritos a la victoria culé, en absoluto. El Barça tiene la segunda mejor plantilla tras el TAU y, a mi juicio, al mejor jugador de la liga, Navarro.

Enhorabuena desde aquí a los culés.

Eso sí: por mucho que diga Joan Laporta, el Barça de baloncesto no tiene nada que ver con el de fútbol. Los pilares sobre los que forma el Barça y de los que Laporta presume, o sea, eso de "el apoyo a la cantera, la cultura del esfuerzo y el juego bonito ("el estilo el Barça")" no se da en el Baloncesto.

Que no se confundan ni se dejen engañar: este Barça de basket está hecho con el talonario, con billetes, la cantera apenas existe y es un equipo resultadista. Sí, como lo leen: resultadista. Y otra cosa: Xavi Pascual no es Guardiola. Tampoco.

Lo dicho: el Barça de fútbol y el de baloncesto son el día y la noche. A mi no me engaña Joan Laporta.

De las demás secciones del Barça no puedo decir nada; pues carezco de información, no las sigo.

factoría_senna dijo...

Tampoco es cuestión, Jordi Álvarez, de comparar situaciones y métodos.

El Barça disfruta de muchas secciones deportivas por la brillante gestión económica llevada a cabo a lo largo de los últimos treinta años.

Y ahora mismo presentan tranquilidad social por los resultados cosechados este año. A Laporta pocó le faltó para confirmarse una moción de censura.

A ver si ahora resulta que el Barça también es un referente mundial de los despachos.


La realidad social del Madrid es mucho más triste. Todo se acentúo con la última etapa de Calderón donde vimos al Madrid más vergonozo que yo haya visto.

¿Lo peor es Florentino? Pues permítame que esté en desacuerdo con usted.

Él no tiene la culpa de que no se presentaran candidatos. O que los que querían presentarse fueran patéticos.

Con Florentino vemos a un club dirigido por señores madridistas, de los que el Real Madrid se aprovecha y no viceversa, como ocurría con Calderón. Se trata de un señor de éxito en el ámbito privado. Es inteligente, elegante y respetuoso.

Su modelo económico es casi perfecto; la institución es respetada y temida, conocida en el mundo; apenas hay discrepancia social.

Las únicas dudas que puede presentar Florentino están en el aspecto deportivo. Del que ya vimos que es capaz de hacer lo mejor y lo peor.

Sí, no es perfecto. Nadie lo es. Pero, coño, presenta unas virtudes que ya quisieran muchos. O dicho de otro modo, parte de un nivel o de un punto mínimo que no hay nadie que tenga. ¡Pero nadie, eh!

Un saludo; y gracias por pasar por aquí.

Jordi Alvarez dijo...

Hola, te respondo el último comentario por que simplemente no responde a la realidad. Espero que no te lo tomes como un ataque pero hay que aclarar unos cuantos temas.

Primero, no estoy de acuerdo con el comentario "El Barça disfruta de muchas secciones deportivas por la brillante gestión económica llevada a cabo a lo largo de los últimos treinta años."... Las secciones del Barcelona existen de mucho antes de 30 años, antes de Laporta, Nuñez o Montal. Un dato: Barça baloncesto (1926), Barça hockey (1942), Barça balonmano (1942), Barça futbol sala (1978), etc.

Me gustaria añadir que el papel de la cantera blaugrana en el baloncesto es vital, pero hay un factor que puede invisibilizarla: la NBA. Jugadores como los hermanos Gasol (ambos del Barça) integrarían en este momento un equipo historico que estaría dominando Europa desde hace años. A estos dos jugadores súmales Joan Carles Navarro, Roger Grimau (capitán del equipo), Jordi Trias, Víctor Sada, el entrenador Xavier Pascual (así como sus ayudantes: Julbe y Berrocal), y el director tecnico Joan "Chichi" Creus. Además, también está Nihad Djedovic que será un grandísimo jugador en los proximos años (formado en Barcelona).

También hay que recordar que Lubos Barton, Iliasova, Santiago y Andersen llegaron al Barça al acabar sus contratos con sus respectivos equipos. Coste de fichaje = 0 euros. Es decir, los únicos fichados han sido Lakovik, Barret y Basile. ¿Cuantos jugadores de la cantera hay en el TAU? Ya te lo digo yo = 0. ¿Cuantos jugadores de la cantera hay en el Madrid? Pues el mismo número que el TAU, ninguno. El único que cae cerca de Madrid es Felipe Reyes, y a todos los que nos gusta el baloncesto sabemos que fue fichado a golpe de talonario de la cantera del Ramiro de Maeztu.

Creo que después de los explicado, es por lo menos dudoso el comentario de que "Los pilares sobre los que forma el Barça y de los que Laporta presume, o sea, eso de "el apoyo a la cantera, la cultura del esfuerzo y el juego bonito ("el estilo el Barça")" no se da en el Baloncesto".

Un saludo,
Jordi Alvarez

factoría_senna dijo...

Gracias por su réplica. Los pocos sin cuenta de blogger que suelen pasar por mi blog no suelen volver por aquí. Así que le agradezco que se haya tomado la molestia.

Sobre su primer asunto debo decir que no me he explicado bien.

Decía treinta años porque es justo en la época de los setenta cuando el club toma la delantera en cuanto a gestión y recursos económicos se refiere. El Barça, en todo su conjunto, era un equipo modelo en ese aspecto. Su desahogada y brillante economía le proporcionó, por un lado, fichar a cracks mundiales en el fútbol (Cruyff, Schuster, Maradona, etcétera) y potenciar sus secciones.

Digo también " a lo largo de estos últimos treinta años" porque la clave no es crear secciones, sino mantenerlas, cuidarlas. Por poner un ejemplo, el Barça de basket de los 50 y 60 no se comía un rosco, llegando incluso a descender de categoría -de este último dato no estoy muy seguro. Fue sobre los ochenta cuando el Barça empezó a competir de tú a tú con el Real Madrid.

Quiero decir con todo esto: que no me refería a que las secciones se fundaron hace 30 años, sino que a partir de los setenta el Barça, gracias a una notabilísima dirección en los despachos, comenzó a tomar un papel activo en la élite de los deportes en los que participaba. En el Balonmano, sin miedo a equivocarme, no fue una referencia en España hasta los ochenta.

Mire, le pongo un ejemplo, a ver si plasmo bien lo que intento decir: El Madrid, durante la etapa de Santiago Bernabéu llegó a disfrutar de más de 20 secciones deportivas. De esas veintitantas, en veinte años, es decir, en los setenta, sólo sobrevivieron dos, la de fútbol y la de basket. Fue justamente en ese período cuando el Madrid comienza con aquella famosa deuda que casi se lleva al club por delante y que hasta el 2000 no se finiquitó.

Mantener, impulsar, apoyar, fortalecer, potenciar, las secciones deportivas. No a crearlas, a fundarlas. A eso me refiero. Espero haberme explicado bien ahora.

factoría_senna dijo...

De su segundo punto no entiendo por qué intromete y compara al Real Madrid.

Mire, que quede claro: si el Barça es resultadista, el Madrid lo es dos veces más. Si el Barça tira de talonario, el Madrid más aún. Si la cantera culé es deficiente (a mi juicio), la cantera blanca es horrible.


La cantera del Baloncesto es, sin lugar a dudas, catalana y madrileña. Pero, como bien sabrá, no se escenifica en el Barça y en el Madrid, sino en el Joventud y en el Estudiantes, respectivamente. Ellos son los dueños y señores de la productividad de nuevos baloncestistas. El Barça y el Madrid han tenido una cantera mediocre, ampárandose más -sobre todo el Real- en importar jugadores de sus colegas de barrio.

Me cita a Gasol y a Juan Carlos Navarro, jugadores de la promoción de finales de siglo XX. Con todos mis respetos se lo digo, pero es lo mismo que afirmar que la cantera del Real Madrid de fútbol es buena justificándolo con los ejemplos de Raúl y Casillas. Mucho ha llovido ya.

Los demás jugadores que usted me cita, siento llevarle la contra, pero se equivoca:

Jordi Trías no es de la cantera del Barça. Nunca ha jugado en las categorías inferiores del Barça. Si mal no recuerdo, lo fichó el Barça del Girona. O del DKV, no recuerdo bien. Pero de la cantera del Barça no ha salido, eso se lo afirmo con rotundidad.

De igual modo que Grimau. Tampoco es de la cantera del Barça.

Así que nos quedamos con Sada, el único que sí se ha formado en la cantera del Barça, y del que sabemos que es un jugador normal, del montón, ni destaca ni sobra en el equipo. Y con Djedovic, que de momento es una incógnita.

No niego que "el papel de la cantera del Barça sea vital" como usted afirma, pero ni es una referencia, ni es la mejor de este país ni presenta ni por asomo el mismo calibre que la cantera del fútbol. Laporta, insisto, no puede presumir de "cantera de basket". Ni los aficionados. Faltan a la verdad.

Del cuerpo técnico imagino que intentarán meterlo en el mismo saco que a Guardiola. Y eso para mí es un sacrilegio. Xavi Pascual ha ofrecido muchas dudas a lo largo de la temporada.

Sobre los fichajes, no menciona a Fran Vázquez. Que costó y cobra una millonada. ¿Y tan rápido olvida a tipos como Kasun, Kakiouzis, Pepe Sánchez? ¿O al anterior entrenador del Barça, Ivanovic?

Es decir, que me mantengo en mi tesis: los pilares sobre los que forma el Barça y de los que Laporta presume, o sea, eso de "el apoyo a la cantera, la cultura del esfuerzo y el juego bonito ("el estilo el Barça")" no se dan en el Baloncesto.

Un saludo. Y le agradezco de nuevo su paso por mi humilde blog.

Jordi Avarez dijo...

Sigo pensando lo mismo. Madrid y TAU no tienen un solo jugador formado en su club. Es decir, son clubes de talonario.

Esta mal encontrado eso de descartar a los hermanos Gasol y Navarro, equiparandolo a Casillas o Raul. Esto es baloncesto!!! Sada, tampoco cuenta... Y no dices nada de los jugadores que han venido de gratis, sin pagar clausulas. A esto ultimo se llama gestión deportiva y no derroche de dinero, tal y como hace Floretino con Messina y sus fichajes. A esto se llama Desconocimiento y Populismo.

Por supuesto que la Penya tiene una fenomenal cantera, pero quiero recordar que la gran mayoria de los jugadores llegan de otros equipos catalanes a una edad de 14 y 15 años.

Lo del TAU tiene mucho merito. Y mas pensando la falta de tradicion de baloncesto en Vitoria y el escaso presupuesto. Lo del Madrid ya no tiene nombre por que con dinero y estructura (en teoria) no saben sacar a un solo chaval con nivel.

EN definitiva, la direccion de las secciones de baloncesto y futbol del Madrid son calcadas: grandes fichajes a precios escandalosos, no contar con la cantera, pocos resultados.

Un saludo,
Jordi Alvarez

factoría_senna dijo...

Muy buenas de nuevo, Jordi Álvarez:

"Madrid y TAU no tienen un solo jugador formado en su club. Es decir, son clubes de talonario."

Estoy de acuerdo. Yo nunca he dicho que el Madrid y el TAU no lo fueran.

De hecho, no los he nombrado: yo hablaba del Barça.

Me dice usted que el Barça cuenta -y mucho- con la cantera y yo le digo que sólo tiene dos canteranos, Navarro y Sada. ¿Eso es contar con la cantera?

Incluyendo a los Gasol, sólo han tenido 4 canteranos en la última década.

Repito: ¿Es eso contar con la cantera?

Laporta insiste en extrapolar su modelo futbolero al baloncesto. Y se equivoca. O nos engaña. Porque la realidad es muy distinta.

" esto ultimo se llama gestión deportiva y no derroche de dinero, tal y como hace Floretino con Messina y sus fichajes. A esto se llama Desconocimiento y Populismo"

Pues permítame que le diga que esa gestión deportiva sólo ha traído 2 títulos al Barça en 5 años. O más preciso: de 15 títulos disputados a lo largo de estos 5 años, han conseguido tan sólo 2.

¿¿Fichar a uno de los mejores entrenadores del mundo es desconocmiento y populismo??

La frase ya le retrata.

¿Qué quiere que hagamos? ¿Traemos a otros de menor nivel y desconocidos y nos ponemos a jugar a la ruleta rusa?

"EN definitiva, la direccion de las secciones de baloncesto y futbol del Madrid son calcadas: grandes fichajes a precios escandalosos, no contar con la cantera, pocos resultados"

¡Y yo no he dicho que no! Hablaba del barça de Basket. Aunque ya puestos, matizo una parte de su texto ¿Pocos resultados? Serán pocos resultados de renombre -me refiero a Euroliga y Champions-, porque sumamos en los últimos 3 años 3 ligas. Eso no creo yo que sean pocos resultados.

Me repito otra vez más: las que no son calcadas, tal y como nos vende Laporta y udted parece defender, son la sección de fútbol y de baloncesto del FC Barcelona.

Un saludo! Y gracias por su participación.

Blanco Doble dijo...

Je, je, que bueno lo tuyo con Mónica. Eso no es un sueño, eso es que te toque el euromillón, el cuponazo y la primitiva junto.

Dicen que lo bueno de los sueños es que alguna vez se pueden cumplir, espero que se cumplan, eso sí, yo primero, ehh.

Del Madrid, sólo queda esperar que el balón vuelva a rodar y los que hace un año eran un equipo de cobardes y holgazanes y hoy son perfectos perfectísimos vuelvan a su estado natural y los que hoy son malos, malísimos vuelvan asimismo a su estado natural y sean de nuevo campeones, que es lo nuestro.

Saludos.