viernes, 29 de mayo de 2009

La consagración de Leo Messi

Llevaba ya más de un lustro en la cima del fútbol: era la estrella número uno, el orgullo de toda una nación sufrida; era la imagen del fútbol mundial. Pero Menotti, su técnico en el Barça, desestimó tajantamente una verdad para muchos indiscutible: "Maradona sólo será el mejor del mundo cuando gane títulos". Y así ocurrió. No fue hasta su llegada al Napoles y su triunfo en el Mundial 86, cuando Maradona gozó de tal distinción. Caso parecido, por no decir idéntico, es el de Lionel Messi, jugador que desde su primer partido -en el Gámper, contra la Juve de Capello- estaba destinado también a ser el mejor del mundo.

Jugador singular, de técnica y velocidad envidiable, se ganó la admiración de sus aficionados vertiginosamente. La maquinaria propagandística del Barça le echó el ojo como futura estrella culé y del planeta fútbol. Sin embargo, el revelo llegó más temprano de lo que creían. Los primeros indicios de decadencia de Ronaldinho tardaron lo mismo que su hundimiento absoluto. Es decir, a ritmo de vértigo, de la noche a la mañana, Ronaldinho desapareció. Así pues, en la temporada 06-07, necesitados de cubrir el inminente vacío del Gaucho, señalaron a Messi. Regates antológicos, golazos increíbles y la adoración de su público, eran motivos suficientes y clarificientes para optar a los premios que oficializan la etiqueta del mejor jugador del mundo.

Desaparecido ya Ronaldinho y afianzado el argentino como líder de su club, la propanga culé, fiel a su intachable tradición, realizó un trabajo de diez. Ni los resultados insuficientes del Barça, el cual no logró nada e hizo una temporada ridícula, ni la intromisión de la Eurocopa y lo que ello conlleva, ni siquiera el hecho de que Messi se tirara tres meses lesionado fueron argumentos para que no optase al Balón de Oro. Al contrario, futbolista genuino como él, no merece otra distinción que el trofeo dorado del revista France Football. Aunque eso conlleve destrozar el trabajo impecable de todo un año de un portugués.

El sentido común se impuso. Cristiano Ronaldo, máximo goleador del planeta, referente de su club, ganador de Copa de Europa y Liga, fue el ganador. Porque para ser eso, el mejor del mundo, no sólo tienes que tener cualidades extraordinarias y únicas, no sólo tienes que ser un futbolista distinto del resto, sino que además tienes que ser el líder y referencia de un club ganador. El fútbol se explica fácil: sólamente los equipos campeones serán los mejores; por tanto, sus futbolistas más resplandecientes serán los mejores. Tal explicación se corresponde con el Manchester de Cristiano de la pasada temporada, con el Milán de Kaká de la temporada 06-07. Y hoy, en el presente, con el Barça de Messi.

Porque hoy no necesito ni necesitamos al entorno culé para comprender la realidad de Messi. La temporada de Messi y de su club, el Barça, ha sido cuasi perfecta en todos los sentidos. Individualmente, Messi ha rendido a un altísimo nivel, ha cosechado unos registros estratosféricos; además, ha sido decisivo e influyente en los no menos excelsos resultados del Barça. Campeón de Copa, Liga y Champions; el triplete del Barça de Messi. Con ello, Messi se consagra de modo definitivo y unánime como uno de los grandes futbolistas del mundo. El debate -ahora sí y no antaño, como nos ha querido colar la prensa culé- tiene pies y cabeza. Es Messi, la estrella del flamante campeón, es el Barça de Messi, ¿A que no suena igual que hace un año?

Por cierto; esta entrada me ha llevado a una curiosa paradoja. El Barça tiene a Messi: campeón de España y de Europa. El Manchester tiene a Ronaldo: bicampeón de la Liga inglesa y subcampeón de Europa. ¿Y nosotros? A Raúl...

______________________________________________________

Apuntes, varios y breves, sobre la final de la Copa de Europa.



-Felicito, otra vez, al Barça y a sus aficionados. Conseguir el triplete no es ninguna trivialidad.

-El Barça fue el mejor. Por tanto, ganó con indiscutible merecimiento.

-Me decepcionó el Manchester. Me esperaba más.

-Ferguson se equivocó. Su planteamiento fue erróneo.

-Guardiola acertó. Xavi, Busquest e Iniesta, es decir, un centro del campo ofensivo, fue la clave del éxito.

-Ciertos jugadores reds no dieron la talla. Van der Sar, dubitativo; Vidic y Ferdinand fallaron en el primer y segundo gol, respectivamente; Anderson y Giggs no estuvieron en el partido, no debieron jugar (error de Ferguson); Rooney y Ronaldo muy separados, muy solos en ataque.

-Ronaldo fue el único que dio la cara.

- El Barça no acusó sus bajas. Más mérito todavía.

-Iniesta es el mejor futbolista español que ha salido desde Raúl.

-¡Raúl, jubílate! (ya sé que no viene a cuento, pero no puedo evitarlo).

-Me hubiera gustado hacerlo por nuestra cuenta, pero, de momento, agradezco al Barça que le haya ganado a Ferguson. Sí, viejo borracho; no me caes bien. Jódete.

-La mejor noticia es que se ha acabado el año. El triplete ya es historia. Ya sólo vale junio en adelante.

6 comentarios:

Luisi dijo...

Hoy Messi es el mejor del mundo... y sí, curiosamente suele ganar la Copa de Europa o bien el que tiene ese año al mejor jugador de todos o bien al que tiene ese año al mejor estratega de todos.

Año 2002: El Madrid DE Zidane
Año 2003: El Milan DE Sheva
Año 2004: El Oporto DE Mourinho
Año 2005: El Liverpool DE Benitez
Año 2006: El Barça DE Ronaldinho
Año 2007: El Milan DE Kaká
Año 2008: El United DE Cristiano
Año 2009: El Barça DE Messi

Sólo hay que recordar cada año para ver quién fue desde el punto de vista individual el personaje más diferencial de todos. Rolandiho, por ejemplo, que hoy suena a chiste... en el año 2006 era el jugador más mágico y más diferencial de todos.

A ver como transcurre el verano y a ver como serán los equipos en septiembre... pero creo que si el Barça el próximo año no sufre lesiones puede que repitan, la verdad.

O tal vez Pellegrini sea el mejor estratega de todos. Ojala.

MAdridista 100% dijo...

Personalmente me cabrea bastante la tendencia, aunque sea logica y tan humana, de destacar a un Ayatolah futbolistico, ese lider del grupo que mesianicamente guía al resto a la tierra prometida. A ver si me explico... ¿Es Messi el mejor jugador del Barça? Sin duda alguna. Pero diferente al resto de estrellas que Luisi menciona en su listado. Messi ha aceptado no brillar en las finales, no brillar en los partidos decisivos, no brillar y sumar junto a sus compañeros. Y lo más sorprendente es que ha llegado a esta resolución con 21 años. Cuando tiene que brillar, BRILLA!!! Pero cuando hay que ganar titulos, se suma a Iniesta, a Xavi, a Alves o Etoo. SIn personalismos. ¿Donde está su meta, dónde esta su limite? Quién fuera del Barça...

No voy a opinar del proyecto de Florentino. Me parece patetico. Como madridista autentico, de cuna, mamando los colores desde crio, me veo muy por detras de los valores del Barcelona. Con el talonario tan solo aseguramos de 2 a 4 años en la elite. Y después qué? S.A.? Hala Madrid

factoría_senna dijo...

A Luisi:

Muy curiosa tu lista. Lo más llamativo es que sólo hay un madridista y de hace siete años... para desgracia nuestra.

Ronaldinho me da lástima. Pudo haber sido el más grande. Y no quiso. O no le dejaron.

Su año, el del 2006, fue tremendo. Impresionante.

No he visto a nadie más en el mundo con tantas cualidades ofensivas. Ni siquiera Zidane.

Y ojalá le vaya bien a Pelegrini.

Un abrazo!


A Madridista cien por cien:

Le agradezo que se haya pasado por mi blog.

Hace un año me parecía una herejía considerar a Messi como el mejor del mundo.

El fútbol es disputar, pugnar, competir con el fin de ganar; el deporte consiste en eso.

Los regates, virguerías y demás no hace a un futbolista el mejor del mundo.

Estaba claro que Messi tenía facultades de sobra para serlo. Pero lo que habíamos visto hasta entonces era muy poco. Por no decir nada.

Este año ha cambiado la cosa. Y, además, se ha demastrado que es un tipo inteligente, adaptándose a las necesitades de su equipo, tal y como usted bien dice.

Yo no digo que sea el mejor. Pero el debate es razonable. Ahora sí, acepto a Messi como uno de los mejores.

De su segundo párrafo no comparto nada. Cero.

Lo lamento, pero no estoy de acuerdo.

1º ¿Patético dice usted? No; patético era Calderón. Patético es Onieva; patético era Sanz. Patético es Eduardo García.

Le diré una cosa. El objetivo de Florentino y de su equipo es recuperar el proyecto de los primeros cuatro años del Florentinato.

¿Le parece patética la época correspondida entre el 2000 y el 2004?

2º¿Por qué hay algunos madridistas que se empeñan en mirar y copiar al Barcelona? ¿Los valores del Barcelona comenta usted? ¿Me está diciendo que el Real Madrid, el mejor equipo de la historia, 9 Copas de Europa, tiene que imitar o importar valores?

Si se quiere competir mejor, de los rivales se debe mirar muchos aspectos. Eso es verdad. Dígase, por ejemplo, diferentes métodos de trabajo.

Pero nunca los valores. Cada equipo tiene los suyos; conforman su identidad. La identidad es intrínseca, propia, personal; de nadie más que de su club y sus aficionados.

Igual usted cree conveniente otros valores, pero yo me quedo con los que observo en la historia de mi equipo.

Ganar, ganar y ganar. Calidad suprema en sus futbolistas; trabajo constante hacia el éxito. Entrega y sudor en momentos complicados. Sin dogmas ni fundamentalismos salvo el de ganar siempre. Esos son, a mi juicio, los valores del Real Madrid.

El Barça ha hecho muy bien las cosas. Podríamos fijarnos en él, sí, pero ¡no los valores! Creo que ha elegido una palabra inadecuada.

3º No haga demagogia. El talonario hace falta. No como medio y fin único, pero sí como una parte más de lo que es la creación y formación de una plantilla.

Si se quiere luchar al más alto nivel, se necesita el talonario. Y más ahora, que es una necesidad perentoria.

Repito: no lo es todo, pero sí es importante.

A no ser que tenga usted una paciencia inifinta. Porque yo no pienso tirarme cinco años en blanco y haciendo el ridículo.

En resumen, de todo lo citado sobre el Madrid sólo comparto su madridismo. Esperaré una réplica por su parte.

Un saludo!

DRJ dijo...

¿Es Messi el mejor del mundo? mediaticamente sí. Futbolísticamente no sería mi primera opción a la hora de fichar un jugador del Barcelona. Considero que Iniesta es superior al argentino.

Messi tiene muy buenas condiciones técnicas pero malas condiciones físicas que, por suerte para él, este año no le han pasado factura.

Si sigue en el Barcelona tarde o temprano acabarán quemandolo en la hoguera como a todas las estrellas que le han precedido.

un saludo!

factoría_senna dijo...

Ojo, yo no digo que sea el mejor, eh?

Simplemente digo que se ha ganado el derecho a ser reconocido como el mejor. Que para algunos lo será, pero para otros no.

Es ahora, a día de hoy, cuando podemos hablar de Messi como un grande; y no antes, cuando no era nada. Entonces era un buen regateador, un virtuoso del balón al que ponían por las nubes sin haber demostrado nada aún.

A mí también me gusta más Iniesta. De hecho, me parece mejor futbolista.

Tiene mucho talento.

Y no vendría mal que Messi cogiera el testigo de las anteriores estrelas del Barça, je je. Aunque creo que esta vez es más difícil, por el hecho de que es un tipo criado en la cantera y los favores que le hizo el Barça en su día.

¡Con Ronaldinho y sus colegas hubiera sido todo más fácil! je je je

Un saludo!

DRJ dijo...

No te quepa duda de que va a terminar igual que los demás. Si hasta Guardiola salió por la puerta de atrás en ese equipo.

En cuanto al Barcelona le vengan mal dadas, esto es que el Madrid les adelante por la derecha, y Messi no pueda salvar al equipo semana sí y semana también, lo crucifican. A él y a Guardiola. Si esto ha pasado ya mil veces, esta peli ya la visto. XD