viernes, 3 de febrero de 2012

Flases (X): Injurias contra la Corona.

Isaac Cuenca renovó por el Barça y portará el dorsal número veintitrés. Estas fueron sus declaraciones:

"No llegaré al talento de Jordan, pero prometo igualar su profesionalidad"

-------------------------------------------------------------

Discúlpeme, pero no le entendí bien:

Con su breve testimonio dado ante este tribunal, ¿manifiesta usted, pues, que la vida que usted ha llevado hasta ahora desaparecerá? ¿Enuncia, ergo, que modificará radicalmente todos sus hábitos cotidianos? ¿Dice usted, por tanto, que piensa olvidar a sus amigos y a su familia y que dedicará las veinticuatro horas del día, trescientos sesenta y cinco días al año, al ejercicio del fútbol?

¿Proclama que saltará más que el resto, que correrá más que nadie? ¿Asegura usted que dominará todos los fundamentos del juego? ¿Ratifica que no dejará ningún recóndito detalle al azar? ¿Afirma usted que no dormirá, no descansará, no parará hasta ser el mejor jugador del mundo?

¿Se compromete, así pues, a mostrar odio eterno a todos sus adversarios? ¿Promete que no sonreirá en su vida hasta alcanzar la victoria eterna? ¿Garantiza que su fin único y primordial será el exterminio del rival, la aniquilación total?

¿He oído mal o usted jura, en definitiva, aquí y para todos los presentes, que se convertirá en el mayor profesional de la historia del deporte?

Sabe qué, señoría, pienso que al acusado Cuenca le sería más fácil acercarse al talento de Su Majestad.

4 comentarios:

Blanco Doble dijo...

¿¿¿¿ ??????
Lo siento, pero no lo pillo.

factoría_senna dijo...

Ironía, solo ironía.

Esta entrada está escrita en clave de guasa.

Dios me libre de castigar al pobre Cuenca.

Era tan solo un comentario jocoso por mi parte sobre la respuesta de Cuenca por la coincidencia de su dorsal con el de Jordan.

El culé asegura que igualará la profesionalidad del más grande del baloncesto. Una frase inofensiva, con buenas intenciones y muy resultona. Ha quedado muy bien para el titular.

Yo, sin embargo, tomo sus palabras de un modo rebuscado y casi retorcido. Las considero -repito: en broma- una ofensa a Su Majestad, Michael Jordan.

Le vengo a decir algo así como que si está seguro de que quiere ser igual de profesional que Jordan. Que la profesionalidad era algo muy serio para Jordan.

Y en la entrada vengo a decir con otras palabras qué era la profesionalidad para Jordan: ser el más rápido, el más fuerte; dominar todos los conceptos del juego; masacrar sin piedad a los rivales, imponer una dictadura en toda regla...

Un saludo.

Blanco Doble dijo...

¡¡ Vamos !! Como si trabajaras en el Sport ¿no?

Me ha costado leerlo otra vez, pero ha valido la pena.

Un saludo desde Todo Real Madrid.

David J. Pereira dijo...

Boas!

Devo dizer que gosto imenso deste blogue!

Podem adicionar os meus aos vossos links? Eu prometo que retribuo :p

http://davidjosepereira.blogspot.com/

Saudosos cumprimentos!